No queremos ser princesas

¡Cuánto daño ha hecho el "princesismo" y el amor romántico! Disney nos ha vendido un estereotipo femenino muy perjudicial para el crecimiento personal de los niños y niñas, y ello nos ha pasado o nos pasará factura.

Código Nuevo