«El traje de humorista me venía grande y el de periodista ortodoxo, también»

Entrevista a Jordi Évole