De fronteras y atardeceres

Cuando la esperanza de un nuevo día está sujeta a una línea imaginaria, a la burocracia administrativa, esa que nos hace ser menos humanos, y nos convierte en invisibles, esa que parte de consignas electoralistas y dice: abordaremos esta situación de una forma ordenada y solidaria, pero no antepone la solidaridad al orden, la que no entiende que la huida de la guerra, no es un paseo, sino una carrera de salvamento

Arainfo